Nuestra página utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando en la web asumimos que nos das permiso para su utilización, más detalles en nuestro aviso legal. Cerrar

ECV

Según la organización Mundial de la Salud (OMS) las enfermedades cardiovasculares (ECV) se deben a “trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos”, como por ejemplo ataques cardiacos, hipertensión o insuficiencia cardiaca. Las principales causas de una enfermedad vascular son el consumo de tabaco, la inactividad física y una alimentación poco saludable.

Según una nota descriptiva de la OMS las ECV son la principal causa de muerte en todo el mundo. Esta enfermedad afecta por igual a ambos sexos, aunque más del 80% de las enfermedades cardiovasculares se producen en países de ingresos bajos y medios. Se estima que para el año 2030 morirán aproximadamente 23,3 millones de personas por ECV.

Un equipo de investigadores de la universidad de Northwestern y de la universidad de Illinois en Estados Unidos, ha creado un dispositivo móvil a través de un parche similar a la piel del ser humano totalmente invisible capaz de avisar a la persona que lo esté utilizando si está sufriendo problemas cardiovasculares en ese momento.

Foto Seattle Municipal Archives (Licencia creative commons)

El dispositivo es capaz de avisar a la persona si está sufriendo problemas cardiovasculares en menos de 30 segundos. Foto: Seattle Municipal Archives (Licencia creative commons)

El parche es capaz de detectar cualquier tipo de problema asociado al corazón debido a que puede procesar la temperatura corporal, la persona que lo esté usando verá que el parche ha cambiado de color si está sufriendo algún problema en menos de 30 segundos. Esta tecnología utiliza aproximadamente 3.600 cristales líquidos que detectan el calor corporal de la persona.

Funciona analizando el flujo de la sangre y la tasa de hidratación de la piel, posteriormente los datos son transmitidos a un algoritmo que interpreta los resultados y en función de ellos muestra en el parche un determinado color en base a la temperatura de la piel en la zona del cuerpo donde esté siendo empleado, y todo ello en menos de 30 segundos.

Los autores del estudio publicado en la revista Nature Communications, sostienen que este dispositivo es el primero que detecta tan fácilmente los problemas de corazón, y que además mide la sequedad de la piel de manera que al beneficiario del producto no le resulte invasivo. El parche puede utilizarse todo el día, la persona que lo esté utilizando no lo notará, debido a que es inalámbrico y muy cómodo, ya que se ajusta a la textura de la piel y adapta los sensores a ella.

Este tipo de tecnología podría mejorar la calidad de vida de las personas que sufren problemas cardiovasculares, aunque no debemos olvidarnos que es importante la prevención de este tipo de enfermedad debido a su incidencia en la población, evitando hábitos no saludables, e incluyendo en nuestra rutina diaria una dieta equilibrada y actividad física.

Apoyar proyecto

¿Te gusta la idea? Apóyala y ayúdanos a seguir investigando.