Nuestra página utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando en la web asumimos que nos das permiso para su utilización, más detalles en nuestro aviso legal. Cerrar

Intervención

La palabra “Mindfulness” es usada para describir una particular forma de prestar atención al momento presente y está caracterizada por una actitud receptiva y de no juzgar. La práctica de Mindfulness se encuentra dentro de las prácticas de meditación orientales, que están recibiendo en los últimos años una creciente atención.

elderly

La meditación tiene potentes beneficios para la salud. Foto de Patrick Doheny.

La meditación ha recibido recientemente considerable atención en el ámbito sanitario por ser un enfoque potencialmente beneficioso para la prevención e intervención de enfermedades mentales.

Muchos estudios han reflejado los efectos beneficiosos de la meditación en la estructura y funciones del cerebro, como por ejemplo: un incremento del rendimiento en lo que se denomina en neurociencia el circuito “default-mode network” -circuito de conexiones que conectan distintas partes del cerebro-, una mejora en la reorganización de los recursos cognitivos, y un aumento del grosor de la corteza cerebral -estructura que nos proporciona un mejor razonamiento y ejecución en nuestra vida diaria-.

Además de estos efectos, aplicados en la práctica clínica, existe gran volumen de artículos que concluyen resultados beneficiosos en casos de depresión, ansiedad y enfermedad de Alzheimer entre otros.

A pesar de ello, muchos profesionales permanecen todavía críticos y escépticos ante intervenciones basadas en esta práctica, debido a la falta de rigor científico en sus estudios.

Desafortunadamente, las personas con Alzheimer van perdiendo su capacidad de cuidarse a sí mismas poco a poco, razón por la cual necesitan de alguien que se ocupe de ellos todo el día. Además de la pérdida de autogobierno y la dependencia que sufren en su estilo de vida, también se sabe que los pacientes con Alzheimer suelen sufrir depresión la cual a su vez empeora el deterioro de la memoria.

Por otro lado, la persona que se ocupa de cuidar del paciente con Alzheimer, que suele ser alguien del círculo familiar, sufre particularmente al ver el avance de la enfermedad tan de cerca y suele presentar una incidencia creciente de ansiedad, depresión, disfunción inmune y otros síntomas que influyen negativamente en su salud además de una mayor tasa de mortalidad, según algunos estudios.

Quizás sea conveniente proponer un espacio de terapias alternativas en vista de revisión, para todos aquellos equipos de trabajo con sus protocolos de intervención que día tras día hacen un esfuerzo por mejorar la calidad de vida de sus pacientes y familiares.

Para ver el vídeo resumen de un minuto de este articulo pincha aquí.

Apoyar proyecto

¿Te gusta la idea? Apóyala y ayúdanos a seguir investigando.